Ideas divertidas para la hora del baño

Ideas divertidas para la hora del baño

Uno de los mejores momentos para estrechar lazos familiares, interactuar y divertirse con los pequeños de la casa es la hora del baño. Para la mayoría de los niños la hora del baño supone un gran momento de relax y diversión.  Es el espacio perfecto para combinar juegos y hábitos de higiene.

A los niños les encanta moverse en el agua, chapotear y jugar con las burbujas. Sin embargo, no todos lo disfrutan. Puede llegar a convertirse en toda una batalla diaria. Para evitar esta situación, es muy importante fomentar desde pequeños buenos hábitos y rutinas, y cambiar la forma en las que las perciben.

A continuación, os proponemos algunas sencillas ideas que os ayudarán a convertir la hora del baño en un hábito más agradable y divertido. Desde Pipa Y Mima, queremos que tu pequeño se sienta como pez en el agua.


Preparar la hora del baño


Lo ideal es que el pequeño os ayude a preparar las cosas necesarias para el baño: jabón, juguetes, la toalla o el albornoz... De este modo, se va haciendo a la idea de que es la hora del baño. Una vez que se haya preparado todo lo necesario es el momento de preparar el agua para el baño.

Podéis abrir juntos el grifo de la bañera y decidir la temperatura del agua. Llega el momento del baño y puede parecer un consejo básico, pero contar con juguetes de baño ayudará a que el pequeño se mantenga entretenido. De modo que, nos va a resultar más fácil y divertido bañarlo. Esta acción cuando se vuelva rutinaria le ayudará según vaya creciendo a tener autonomía y a saber decidir qué necesita para la hora del baño. 


Juguetes de baño 

Animales marinos

Los animales suelen ser juguetes que llaman mucho la atención, por lo que sería una excelente elección. En este caso apostamos por animales marinos: caballito de mar, pez globo, tiburón, estrella de mar...


Estos coloridos animalitos flotan, lanzan chorros de agua y son del tamaño perfecto para que los pequeños puedan agarrar y apretar. Además, puedes enseñarle a sumergirlos para que puedan verlos resurgir, hacer burbujas y jugar en el agua.

Dejando de lado la diversión, puedes aprovechar la ocasión y enseñarle las características de los diferentes animales que viven en el mar. Será muy entretenido y a la vez lo estarás estimulando de forma positiva.



Letras y números 

Llena la bañera con espuma de baño. La espuma es ideal para hacerle a los pequeños barbas o peinados estrambóticos. Puedes aumentar la diversión agregando letras y números de goma espuma. 


Estos se pegan a las paredes del baño cuando están mojados y proporcionan una excelente oportunidad de aprender durante la hora del baño. Puedes enseñarle el abecedario, a contar, a escribir palabras sencillas o incluso a agrupar por colores. Aprenderán jugando en la hora del baño.



Caña de pescar 

¡Vámonos de pesca! A los más aventureros les encantará este juguete de pescar que incluye una caña de pescar magnética con anzuelo, carrete y dos peces que flotan y lanzan chorros de agua. 


Llena la bañera y distribuye los peces por toda la bañera. Haz que el pequeño lance la caña y enséñale a pescar. El anzuelo magnético cogerá los peces fácilmente, no te olvides de ayudarle a girar el carrete. Es un juego de lo más interactivo que le ayudará a desarrollar la coordinación mano-vista mientras se divierten en sus expediciones pesqueras.



Pinturas 

Para que tu pequeño artista pueda dar rienda suelta a su vena artística, sin ponerlo todo perdido, estos colores borrables son la opción perfecta. Están hechos especialmente para utilizar en superficies brillantes como los azulejos o las paredes de la bañera y son súper fáciles de limpiar. 


Puedes enseñarle a escribir letras y números, practicar la ortografía o dejar que dibuje y pintarrajee todo lo que quiera. Es la solución perfecta para mantenerlo entretenido y darle rienda suelta a su creatividad e imaginación.



Submarino

Los pequeños se lo pasarán en grande navegando, sumergiéndose y haciendo burbujas de aire a bordo de este submarino amarillo. Los agujeros de la nave crean burbujas de aire al sumergirla en la bañera y la hélice gira libremente para darle un toque más realista.

Si no le motiva lo suficiente, puede nadar por las montañas de espuma con el pingüino nadador con sus gafas submarinas. Sólo le tienes que dar cuerda y saldrá nadando. Así es, el pingüino nada de verdad y será el compañero de aventuras perfecto para la hora del baño. Estos creativos juguetes para el baño son ideales para desarrollar sus habilidades motoras y su imaginación.

Esperamos que os haya gustado nuestra selección de juguetes de baño. Recuerda que para que cualquier actividad funcione se requiere mucha paciencia, constancia y flexibilidad. Estamos seguros de que los pequeños disfrutarán ahora más de la hora del baño. ¡Al agua pato!

Comentarios

Deja un comentario